El Sentimiento

Hacía tiempo que quería dar una vuelta por argentina, precisamente Rosario, tierra que me vio nacer por el 83 y que recordaré siempre por mis afectos.Sentía que le debía una visita, la última vez fue hace casi tres años con mi mujer Arantxa y mi hijo Nicolás.

Esta vez fue algo diferente, esa magia a la que estaba acostumbrado que me recibiera como el mejor anfitrión ya no aparecía, inocentemente creemos que todo lo vamos a encontrar tal y como lo dejamos, pero a veces no es tal cual lo deseamos, sobre todo cuando uno con el paso de los años lo ve desde otro punto de vista, diría yo algo extraño.

Resistiéndome a sentirme de esa manera hago fuerza para cambiar ese pensamiento egoísta, pero la realidad se impone,se impone porque la realidad es evidente, amigos y familiares que ya no están, otros que eligen no estar,otros no tuvieron la suerte de elegir, la ciudad  crece a buen ritmo, pero con ese contraste de barrios adinerados y edificios espectaculares con vistas a las villas (chabolas),o casinos a todo lujo en los barrios más desfavorecidos,en fin,sentimientos y cambios que uno sufre, pero que en el fondo uno también los ha provocado.

Por suerte siempre está la familia, padres, hermanos, tíos, primos, abuelos, haciéndome sentir como en casa en cada momento,los asados únicos,los mates,las comidas caseras que cuando eras chico (pequeño) te encantaban,hoy de grande te emocionan…

Mucho han tenido que ver Omar y Claudia (mis padres) en el oficio que he elegido para mi vida, grandes aficionados a la cocina y muy acertados consejeros en mi vida.

Gracias….

carne-elestablo

La gastronomía:
Si bien conozco la gastronomía local,una de mis inquietudes era probar algo que me sorprendiera, ver cosas que nunca hubiera imaginado ver ahí, pero no ha sido así.También he de reconocer que en tan pocos días, es difícil visitar tantos lugares como para desarrollar una crítica gastronómica de la ciudad.

Sinceramente creo que la cocina local, será siempre recordada por las comidas típicas, que sin duda alguna,me considero un fanático de ellas,un asado hecho por un gran asador,unas empanadas que al morder hacen pensar que ya estás ahí o unas milanesas que solo con el aroma de esa ternera no deja indiferente a nadie.

La alta gastronomía creo que todavía está lejos de esa ciudad, creo que hay talento de sobra pero que cuesta arriesgar a que te conozcan o tal vez ese miedo a fracasar por querer innovar, no lo sé, lo que está claro que productos de calidad es lo que sobra, falta quien los manipule de forma diferente, usando nuevas técnicas, sacándole el mayor jugo a todas esas materias primas pero sobre todo confeccionando un método de cocina diferente.tortilla-manzana-flambeada

Los comentarios están cerrados.